BIO-BIO ´18

Noooo, noo, no nos juntamos con esa gente lo siento! Es el mejor momento del año para hacer una ruta por los alrededores de Bilbao sin tener que acordarnos de los ciclistas de plástico amargados que llevan la última tecnología de competición pero no se enteran de que no son más que víctimas del consumismo. No hay ningún problema con ellos, son buena gente, pero a veces se ponen muy pesados con sus ideologías, que al final no son más de mentiras, historias de marketing que se han inventado para vender más pero sin ningún tipo de concepto científico detrás. La verdad es que hasta nosotros mecánicos que llevamos ya décadas en el mundo de ciclismo lo tenemos muy complicado distinguir los avances tecnológicos de verdad de los mitos creados por gente que se dedica a vender más. Esos ciclistas no hacen más que recordarnos de los decepcionados que estamos con el mercado del ciclismo, así que aprovechamos el mejor momento para olvidarnos de ellos, y mientras están haciendo su pelotón super largo por la margen derecha nosotros nos piramos a la margen izquierda y nos lo pasamos de lujo.

_MG_8066

_MG_8084

_MG_7948

Quienes son los nosotros? Poetas, pintores, artistas, renacentistas. Gente rara que ha aprendido a ver a través de las mentiras, o simplemente que ve las cosas importantes del mundo de otra perspectiva. Valientes que no les importa ir contra el corriente. Ciclistas que saben lo que quieren y saben diferenciar entre lo que viene de dentro de lo que es la manipulación de otros. Decepcionados, que han probado todo y han aprendido de sus errores y no piensan volver a cometerlos quienes haciendo un largo camino han encontrado una alternativa al ciclismo que tiene sus raíces en la época de Alex Singer y René Herse. Gente que prefiere confiar en los muertos que en los vivos. Jóvenes y viejos que buscan valores como fiabilidad, responsabilidad, respeto y libertad que están persiguiendo constantemente sentimientos reales como es la velocidad, el sentimiento más importante para todos ciclistas.

_MG_7976

_MG_7995

_MG_7811

Andar con bicicletas de acero tiene muchas ventajas. A parte de que aguantan más y son siempre reparables, modificables, aportan cierta comodidad que en las rutas largas nos viene muy bien. Las podemos cargar con alforjas sin tener miedo de que se parten bajando trialeras, escaleras, o saltando policías tumbadas. Y tienen una característica que a mí como mecánico/soldador que las tengo que tocar cada día me es muy importante, tienen un tacto frío, duro, dan sensación de rigidez, fiabilidad, es difícil describirlo pero me hacen sentir vivo. Y lo digo de experiencia otros materiales no son capaces de conseguir lo mismo, puede que sea demasiado conservador o tradicional, puede que vendrá una generación de mecánicos que hablarán así de los plásticos pero por ahora me estoy encontrando con gente jóven ciclistas, mecánicos que piensan igual así que seguiré tocando acero.

_MG_7919

_MG_7888

_MG_8058

_MG_8111

Y la Ruta: Salimos de Bilbao por bidegorris, carreteras olvidadas y vías verdes, hasta Sodupe no nos cruzamos con ni un coche. Tomamos dirección Okendo por una carretera muy poco transitada, todo recto hasta el Monasterio de Quejana, allí empezamos el ascenso hasta un puerto, antes de bajar paramos en el avituallamiento de Erbi. Bajamos por Llanteno hasta Camporra dónde empezamos a subir otra vez hasta el Aeropuerto de Zalla, todo pistas de gravilla cruzando riachuelos, paisaje espectacular a pocas horas de casa. Bajamos hasta Zalla, por cierto es una bajada muy rápida casi sin tener que tocar el freno para disfrutar de la velocidad a saco.

IMG_7960

1 megjegyzés:

David Nu said...

Gracias por compartir esta publicación. Me gustaría compartirla con el sitio web de noticias genial y estoy seguro de que es muy útil para ellos.